¡Y con los últimos comentarios sin censuras!!!

jueves, 9 de septiembre de 2010

El irresoluto drama familiar venezolano

El problema social venezolano tiene múltiples facetas, sin ser un diamante tallado. Una de ellas, que no podrá corregirse en tiempo breve, es el de la familia, que es problema en todos los niveles o grupos de la sociedad: desde lo que podrían ser los grupos marginales hasta la mediana y alta burguesía.

He discutido muchas veces con mi hijo, sobre la proporción entre hombres y mujeres en Venezuela, y él quiere demostrarme con estadísticas que, numéricamente somos iguales. Yo digo que esas estadísticas deben estar equivocadas, porque a donde vayas, vas a encontrar mujeres, mujeres y más mujeres. La simple lectura de la Gaceta Oficial de cualquier día, relativa a nombramientos será una lista de nombres femeninos: Así en SUDEBAN nombran a Betty; en el Ministerio para la Vivienda se designa a Paola; en INAVI a Cándida; en Ambiente a Grenci Carolina. Pare usted de contar.

Ahora bien, el problema está en la familia, porque esa igualdad numérica entre hombres y mujeres no existe cuando se trata de aspirantes o contraer matrimonio o una simple relación amorosa, en lo cual la diferencia está de diez a uno. Es esta escasez, evidente de candidatos a conformar uniones fijas y estables lo que lleva entre otros, a las siguientes consecuencias: La aspirante al matrimonio se casa con el primero que encuentra y normalmente no se trata de una matrimonio en forma, sino de una simple unión de parejas, en la cual la mujer se entrega totalmente, sale en estado de una o dos criaturas, muchas veces más, y el hombre dentro de ese generoso mercado de posibilidades, continúa su vida sentimental sobre la base de la misma experiencia anterior. Reconocidos o no, los niños sin padre se encuentran en un porcentaje altísimo en toda Venezuela.

¿Cómo se crían? ¿Cómo se educan? La crianza es relativamente sencilla si de por medio está una abuela que se ocupa de los nietos pero esta “avis rara” es cada vez más difícil de encontrar, pero cuando existe, hay la posibilidad de que, la afectada pueda mantener la casa por si mismo, ya que se va a trabajar mientras el niño o la prole queda en manos seguras. Cuando no existe esta hada madrina, el problema es ¿Quién mantiene a la mujer y a los hijos? Es aquí donde en las clases más humildes opera el sistema de buscarse un nuevo marido para que mantenga el hijo anterior. El riesgo está en que de esa unión pueden nacer uno o varios nuevos retoños y que, de repetirse la historia, nos encontraremos una madre en la búsqueda de quien le dé comer a sus numerosos hijos.

Hay mujeres muy arrojadas, valientes, decididas que rompen el círculo de la miseria y ellas solas se encargan de sus hijos, obtienen ganancias y lentamente van ascendiendo en los niveles sociales. Las conocemos, pero aun así, el problema está allí, los hijos de esas heroínas son hijos sin padre, es decir, sujetos engendrados intelectual y afectivamente por un solo sexo y que no conocen sino la psicología del mismo.


La historia de la Venezuela moderna está hecha a base a de esas realidades. En las clases media alta, pasa lo mismo; la bella novia se convierte en la esposa cargada de hijos que no avanzó con sus hijos ni en conocimientos ni en experiencias y pronto aparece una nueva imagen femenina a ocupar su lugar. En Venezuela es muy difícil encontrar en un grupo de diez parejas, alguna que se hubiese originariamente constituido en la forma en que se presenta: “Los míos, los tuyos y los nuestros”. Este slogan es la mejor de las realidades, pero si bien cinematográficamente pueden ser presentados como un divertido grupo familiar, en su interior se trata de fuerzas contrastantes en las cuales operan las pasiones más bajas: los celos, las envidias, las venganzas, los complejos. En nada colaboran con estas dramáticas situaciones la literatura libertina que tenemos, ni la televisión semi o totalmente pornográfica que, simplemente enfoca las escenas sensuales para crear emociones incontenibles en la juventud. No hay que ser moralista para darse cuenta de que hay un desajuste social demasiado grande ante la falta de responsabilidad que los progenitores tienen frente a los hijos: todo hijo necesita un padre que lo guíe, que constituya la imagen masculina, que le dé seguridad y afecto. Todo hijo necesita una madre amorosa, estable, moralmente preparada para resistir las veinte tentaciones que día a día tocan la puerta de su casa.

En líneas generales nuestro problema social es el de la familia y por ello, más que educación política se necesita una educación del hombre que va más allá de la Psicología, que es el conocimiento de lo que significa la dignidad del ser humano, que no puede degradarse y que por el contrario, debe ser ensalzada a través del amor verdadero; a través del cumplimiento del deber; a través del sacrificio y, sobre todo, a través de la educación.

Hildegard Rondón de Sansó//La Voce d´Italia

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails


NOTAS COMPLEMENTARIAS:

* Todo material publicado aquí puede ser copiado y divulgado por terceros.

* Algunas imágenes publicadas han sido extraí­das de Internet. En todo caso, no es la intención del blog atribuirse la autorí­a de ellas, sólo se utilizan para crear un concepto gráfico asociado al artí­culo.

* Somos un weblog que utiliza preponderantemente el idioma español pero de ser necesario (según las circunstancias e informaciones recopiladas) pudieran utilizarse otros idiomas (inglés, portugués, francés, italiano, latín, etc).

* Que se entienda bien: Nadie se hace responsable de lo publicado ni de los comentarios derivados así como tampoco de lo que indiquen enlaces foráneos proporcionados­. Nada puede ser autenticado.

* El propietario de este espacio web nada tiene que ver con el autor, no se hace responsable de lo que está siendo publicado, quien publica aquí lo hace utilizando un seudónimo (no anónimo). Cualquier publicación indebida será eliminada oportunamente a petición de la parte interesada.

* Ningún administrador y/o editor de algún sitio web foráneo que haga referencia hacia aquí es responsable de lo que está siendo publicado.

* Evítese algún mal entendido: Pueden haber rumores, informaciones erradas o no ciertas, como tal deben asumirse, incluso pueden haberse publicado datos, opiniones y noticias con fundamentos escasos. Usted puede reclamar y replicar lo que se considere pertinente en la sección de comentarios de cada publicación sin restricciones, es decir, NO HAY CENSURA PREVIA, ¡pruébalo!

* La función de este sitio web es netamente comunicativa, en ningún momento se pretende desprestigiar a terceros, inducir cosas malas o causar pánico (zozobra) en sus lectores quienes en forma voluntaria acceden aquí.


¡Y aquí es Noticia!!!