¡Y con los últimos comentarios sin censuras!!!

miércoles, 29 de octubre de 2008

La enmienda... Hacia el 2009!

La enmienda constitucional se está asomando... Ya Chávez, con la oposición oficialista ha pactado sobre el asunto, tendremos elecciones este 23N2008. Ya los medios de comunicación no están siendo independientes y, lejos de proponer la temática de los problemas sociales (sólo en pocos programas TV y reportajes de prensa lo hacen), todos están planteando la posibilidad de que una proceso electoral sea organizado en el 2009 para imponer la reelección indefinida de Hugo Chávez.

¿Qué nadie lo sabe? ¿Qué no es así? ¡AJA!

P.D.: Dejo esta publicación como la última que se realizará en este blog durante el 2008, para que la tengan presente y NO olviden como la infamia (los intereses particulares) siempre se impone por sobre el pensamiento colectivo nacional. En el 2009 seguirá presente El Pepito de Los Palotes. AMIGOS: Les deseo una muy Feliz Navidad y Próspero 2009!

martes, 28 de octubre de 2008

NO OLVIDAR 2008

¿De quién es PDVSA? – Historia previa, su nacimiento, nacionalización, auge, privatización y... ¿muerte?
http://pepipalo.blogspot.com/2008/03/de-quin-es-pdvsa-historia-previa-su.html

Origen de los barrios y la continuación de la pobreza en Venezuela
http://pepipalo.blogspot.com/2008/03/origen-de-los-barrios-y-la-continuacin.html

Motorizados & Moteros de Venezuela
http://pepipalo.blogspot.com/2008/04/motorizados-moteros-de-venezuela.html

Santos Malandros de Caracas: En nombre del ladre, el tiro y el espíritu landro... Amén (*).
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/santos-malandros-de-caracas-en-nombre.html

Añorando a Marcos Pérez Jiménez
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/aorando-marcos-prez-jimnez.html

¿Quiénes son los chavistas? ¿Quiénes son los ciudadanos? ¿Quiénes son los escuálidos?
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/quines-son-los-chavistas-quines-son-los.html

NAZIMBO
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/nazimbo.html

La oposición oficialista (oposición colaboracionista)
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/la-oposicin-oficialista-oposicin.html

Historia Contemporánea de Venezuela
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/historia-contempornea-de-venezuela.html

Lo que más le dolió al Pueblo Venezolano del cierre de RCTV: Lo que no aprendió Lázaro "Papaíto" Candal como inmigrante...
http://pepipalo.blogspot.com/2008/05/lo-que-ms-le-doli-al-pueblo-venezolano.html

lunes, 27 de octubre de 2008

¡Los vecinos de Nueva Casarapa (Guarenas) están molestos con sus consejos comunales quienes no se han avocado a la resolución de los problemas!!!

Free Image Hosting at www.ImageShack.usResidentes y propietarios de Nueva Casarapa, populoso sector de Guarenas, me hicieron llegar lo publicado en un periódico, reflejando la molestia que sienten por el aumento desmedido del condominio sin que nadie tome cartas en el asunto. De hecho, todos los vecinos están molestos con los respectivos consejos comunales de la zona quienes están preocupados por realizar panfletos para la "navidad" en vez de avocarse a la resolución de los problemas más graves que están afectando a los más pendejos... La situación es grave. ¡Lean!!! (presione sobre la imagen para verla en un tamaño más conveniente). Hasta los momentos han convenido una revisión y "acuerdos" con la administradora... Y nadie sabe como están siendo esos "acuerdos" en vez de resolver los problemas atacando de raíz las causas lo más rápido posible...

domingo, 26 de octubre de 2008

Basura ideológica: los afrodescendientes en Venezuela

Es patético ver como en este país todo lo que se piensa parece brotar de una sola mente: la del Líder. Ahora tenemos este bicho raro del afrovenezolanismo y los afrodescendientes, que no es más que una excrecencia de lo que puede haber dicho o pensado Chávez hace algún tiempo, influenciado por la visita del actor - que no filósofo, ni antropólogo ni nada - Danny Glover.

Primero aclaremos algunos asuntos: Sabemos que no se puede afirmar que en Venezuela no haya racismo: a este respecto recomiendo la parte dedicada a Venezuela del libro de Amy Chua, “El mundo en llamas”, donde incluso se expone la posibilidad de que el propio racismo puede haber sido lo que puso a Chávez en el poder. Tampoco puedo negar la existencia de afrodescendientes en este país. Pero considero que en Venezuela hay que pensarse dos veces ese supuesto paralelismo entre raza (entendida simplemente como conjunto de características fenotípicas) y cultura - paralelismo éste que puede (no sé) estar muy claro en países como EEUU, donde la población afrodescendiente se ha mantenido de cierta manera diferenciada de la blanca, pero que en Venezuela no se ve tan claro.

Lo cierto es que, en mi opinión, no creo que en Venezuela pueda hablarse de afrodescendientes en los casos de personas que simplemente se “ven” negras. Aún cuando está claro que en este país el color negro más oscuro de la piel es el resultado de la inmigración forzada de africanos durante la época colonial, hay muchos tonos oscuros que se dan en las etnias indígenas, no afrodescendientes. Sin embargo, muchas personas de ascendencia principalmente indígena pero de color moreno pueden ser llamados ‘negro’ o ‘negrito’ simplemente por aproximación, sin que esto implique un acto de degradación o de violación de los derechos humanos. Esto puede ser tal vez difícil de entender para un andino o un llanero, pero basta haber vivido en alguna ciudad próxima a la costa venezolana para saber que el epítome ‘negro’ se utiliza normalmente entre las personas independientemente de la raza (a diferencia de EEUU, donde sólo puede usarse entre negros). En Caracas, todos hemos tenido un amigo, un vecino o un compañero de trabajo al que le dicen ‘el negro’, y nadie lo ve revolcándose de la rabia en el piso, y en caso de que así sea, por lo general todo el mundo lo considera un acomplejado.

De hecho creo que si a la genelogía nos remitimos, casi todos los venezolanos de primera, segunda o tercera generación tenemos un ascendiente negro, o moreno con ascendiente negro. Uno puede ser blanco como el papel y tener un primo o tío negro o moreno. Entonces, todos seríamos afrodescendientes.

Lo que más me molesta de esa paja de los afrodescendientes es la brecha cultural que hay en Venezuela entre el negro africano y el negro venezolano. Me atrevería a decir, basándome por ahora sólo en anécdotas y experiencias personales propias o compartidas, que la inmensa mayoría de los negros venezolanos del presente no se consideran africanos o descendientes de africanos; no comparten con africano alguno lengua ni expresiones culturales, cosmovisiones o lo que sea que los aproxime a lo culturalmente africano. He escuchado decir más de una vez a algún negro, que no es ni africano ni tiene familiar africano alguno, sino que su familia ha sido toda la vida de Higuerote. Las expresiones culturales de los negros venezolanos son en su gran mayoría sincréticas, transculturadas (sin sentido peyorativo alguno) y en muchos casos compartidas en buena medida por la población blanca, dado a largos y complejos procesos históricos que es imposible revertir, y que hoy en día ya son parte fundamental de la cultura venezolana. Así, no creo que sea lógico calificar de afrodescendiente a una persona simplemente porque es negra en alguna medida, aún cuando esta persona no tenga idea de nada de África, ni sepa cuál fue su último antecesor africano más próximo, ni de qué parte de África era.

Vi por televisión la noticia de la marcha de los “afrodescendientes” que quieren derechos constitucionales iguales a los de los indígenas. Quisiera saber cuántos de ellos saben al menos un par de palabras de su idioma africano ancestral. Quisiera saber qué hizo a esa señora vestida de blanco salir a brincar con unas maraquitas con un indiecito dibujado - simplemente por un idealismo estúpido que infecta mi forma de ver el mundo; para creer, aunque sea mentira, que todo este boom de afrodescendientes no es otra proyección de la personalidad omnipresente del Líder, de este proceso de totalización en que vivimos hoy en día en este país.

En todo caso, recomiendo una película que se llama Little Senegal, de Rachid Bouchareb, donde se ilustra de una manera hermosa y a la vez dura, cómo la afrodescendencia puede ser un mito fundado en la autoexclusión; cómo los antiguos orígenes se hacen borrosos tras la niebla del tiempo y la transculturización. Excelente film, y con un mensaje muy de actualidad para nosotros, creo.

Texto tomado de http://blogalagua.bipolar.com.ve/?p=37

Tambien se recomienda leer NAZIMBO.

viernes, 24 de octubre de 2008

El sueño dorado de Malula

Desde la ciudad se los mira erròneamente como un conglomerado homogèneo que se nombra con discreto repudio, “los ranchos”, y durante algùn tiempo el esquema de “Asocerro” y una entrañable “Malula” nos sirviò de referente para acercarnos con sociologìa televisiva a la, tambièn, manera de ser de la “gente de los ranchos”.

Esa sociologìa televisiva del rancho se desmoronò con el Caracazo de 1989, una jornada que se la conoce popularmente como “el dìa que bajaron los cerros”.

Aquellos que pensaban el 27-F que Malula era la verdadera representaciòn de la conciencia de hombres y mujeres de barrio, se encontraron frente a frente con la reacciòn del modelo concreto de una forma de vida estigmatizada por la comedia y el prejuicio.

Aùn hoy hay cierta clase de opositores urbanos, por no decir burgueses, que menciona a la gente de los barrios como “esos chavistas tierrùos”, “esos muertos de hambre que reciben bolsitas de comida del gobierno”.

En cuestiòn de horas, ese componente mayoritario de las ciudades venezolanas pasò de ser visitado por candidatos y estudiosos, a visitar ella misma los territorios claves del mundo comercial y financiero.

A partir de allì, pende sobre la imaginaciòn colectiva la amenaza de otra “bajada de los cerros” ante cada grave disyuntiva nacional.

Cubriendo como reporteros la toma de Plaza Altamira en Caracas por parte de los militares disidentes, se nos acercò un señor que nos dijo: “Pernìa, Chàvez se irà del poder solamente cuando bajen los cerros”, y elencó una serie de barrios populares caraqueños que, de “bajar”, escribirìan el RIP sobre la làpida del gobierno.

Ese caballero reflexionaba de la manera en que lo hicimos muchos, y hasta el sol de hoy los opositores que no viven “en los cerros” tienen esperanzas de que vuelvan a bajar para mandar a Hugo Chàvez al sitio aquel a donde se manda a la gente que uno no quiere.

El asunto, pensamos nosotros, es que aquellos “cerros” de 1989 no son los mismos de 2008, y estos del 2008 no son los mismos que votaron por Hugo Chàvez en diciembre de 1998. Las encuestadoras y algunos analistas serios han asomado algo de esto.

El año pasado, previo al referendum, el Presidente Hugo Chàvez tambièn llamò a que “bajaran los cerros” para que enfrentaran las manifestaciones estudiantiles, cada vez màs frecuentes y ardidas encarando al gobierno en el lugar que màs teme: la calle.

Nadie bajò, quizà porque la psicosis de guerra, mal endèmico del militar paranoico latinoamericano, yace confinada en el estricto espacio cerebral del comandante en jefe mismo.

La “gente de los cerros” protesta en la calle contra las malas administraciones de la propia revoluciòn, los habitantes de Petare, por ejemplo, se dieron cuenta muy tarde que votaron un alcalde mediocre que prefiere financiar los patèticos desfiles de moda de su esposa, antes que asfaltar una calle o construir la escalera que habìa prometido en la campaña electoral.

Pero no estàn dispuestos a caerse a tiros por nada ni por nadie. Esto habla un poco de la crisis materna que sufre el capìtulo uno del fulano “socialismo del siglo XXI”, un boceto que conquista fidelidades casi mìsticas en las èlites del poder que medra alrededor de Miraflores, donde suena la plata, pero que no llega al nùcleo esencial del paìs que votò por Hugo Chàvez.

Asì las cosas, el PSUV, un partido de utilerìa polìtica y el elefante blanco del socialismo, son dos islas artificiales que vagan por una laguna de discursos sin anclar raìces en la mentalidad de la ciudadanìa en Venezuela.

Probablemente es que la “gente de los cerros” no es tan pendeja como las èlites de poder que quieren ideologizarla, ni tan ignorante y tierrùa como los califican ciertos opositores de urbana pedanterìa. ¿Serà que a sotto voce crece la madurez polìtica de la clase popular?
Malula, filosofa de la lumpem-burguesìa socialista.

“Nacì en el cerro, me criè en el cerro, ¡ay!, pero con que ganas me irìa par’ caraj… par’ Caracas Contris Clùs”, y asì cerraba la estupenda comediante Martha Olivo uno de los històricos sketchs de Radio Rochela, de RCTV.

A los nuevos ricos les fastidia que les recuerden sus orìgenes modestos, y por ello es que la lumpen-burguesìa socialista no soporta, entre otros, al cronista de páginas sociales Roland Carreño, porque se dedicó con lujo a diseccionar los cambios de hàbitos de los “revolucionarios” en el poder.

Y revelaba con fotos, pelos y señales las carteras Vuitton de parlamentarias del MVR que hasta ayer usaban bolsos de cocuiza; las joyas cartier de otras “revolucionarias” que durante toda su vida lucieron pendientes artesanales cuando no de fantasìa; los trajes aute-couture de los encumbrados comunistas del aparato chavista; hummers y lamborghinis de militares asalariados por la administraciòn pùblica, y en fin, oropeles y chucherìas que no vienen del sudor de la frente de nadie, sino de la ridìcula ambiciòn de sujetos que cumplieron el sueño de Malula, la presidenta de Asocerro, y se mudaron al El Dorado del “Caracas Contris Clùs”, claro està, gracias al atajo del petròleo.

Y desde allì es muy difìcil que la èlite pseudo-socialista mire nuevamente hacia “los barrios”, ¿acaso no es eso lo que se les critica a los ricos precisamente?, ¿que su ceguera de clase les impide ver la realidad fuera de los muros electrificados de mansiones y chalets?

Un militar chavista que fue ministro y que calza zapatos Gucci està mucho màs lejos de la “gente de los cerros” que alguien que se apellide Blohm, Mendoza o Cisneros.
Es posible que los barrios populares de Venezuela hayan recuperado gran parte de su dignidad gracias a un proyecto revolucionario que les permitiò inicialmente protagonizar sus propios espacios sociopolìticos. Pero esa poètica novedosa quizà muere de mengua con la crisis moral que soporta una estructura de poder corrupta por los petrodòlares, las orgìas en La Habana, las maletas repletas de billetes y la repartidera de plata por todo el globo terràqueo.

- Apostilla

Hablando de la dignidad de los pobres, un alto funcionario del gobierno una vez me confiò casi en secreto que la gente estaba satisfecha con las dàdivas y las ayudas, pero que ya habìa comenzado a pedir un empleo para ganarse la vida honestamente sin tener que depender de la limosna gubernamental.

El problema es que una persona con empleo puede disfrutar de un margen de libertad que le permita pensar y decidir su vida diaria con autonomìa. Ciertamente, la periodista Hindu Anderi desde las pàginas de Aporrea advertìa que aùn estaba pendiente la ejecuciòn de un trabajo ideològico en las bases de la administraciòn pùblica, que permitiese al gobierno ganarse la confianza de sus trabajadores.

Y para un gobierno militarista no hay nada màs peligroso que una gente que tenga la desfachatez de pensar y decidir por cuenta propia, sencillamente porque las èlites verde oliva conciben al ciudadano, no como ciudadano sino como soldado incondicional. El problema, le comentaba yo a este interlocutor, no es la revoluciòn en sì sino ustedes los militares y su mentalidad de cuartel.

- Para olvidar las “bolsitas de comida”

Poco antes del referendum, el presentador de un programa en un canal de noticias describìa satisfecho la nutrida concurrencia a una de las marchas opositoras, la bonita locutora que le acompañaba en la transmisiòn comentò con sorna que esos manifestantes habìan acudido voluntariamente “y sin bolsitas de comida, ciudadano”, criticando esa especie de pago que ofrecen los organizadores de las concentraciones chavistas a sus simpatizantes.

Nosotros pensamos que los militantes de la oposiciòn telepolìtica en Venezuela tienen que aceptar antes que todo que las personas de la clase popular sì tienen dignidad, pese a los atropellos de las èlites del poder.

Tienen que olvidar la dialèctica de las “bolsitas de comida” para que comiencen los acercamientos y disminuyan las diferencias polìticas. De otra manera no se puede jugar entonces en favor de la paz que quieren todos los habitantes del paìs.

Algunos periodistas cometimos graves errores construyendo desde los medios una imagen equivocada de los sectores populares utilizando denuestos como los de “hordas”, “lumpen” o “gobierneros”. No fuimos capaces de asumir que no todos los chavistas son pistoleros de Puente Llaguno, y que los agitadores de “la esquina caliente” no son para nada el modelo ejemplar de la gente de barrio.

Los espacios comunicacionales hacen un esfuerzo notable por desnudar la hipocresìa moral del socialismo-Gucci, pero muy pocas energìas se han dedicado a explorar con sinceridad la topografìa espiritual de esa parte de la sociedad que aùn es receptora pasiva de los medios.

Bajar del pedestal del prejuicio clasista cuesta mucho, sobre todo cuando el discurso oficial alimenta constantemente una rabia inexplicable entre nosotros como naciòn, que se ha fundado sobe el falso mito de la lucha de clases.

Los sectores populares aparecen entonces en un horizonte que se aleja poco a poco del socialismo-Gucci que vio cumplido el sueño de Malula. Y los factores determinantes de la telepolìtica fatigan demasiado para avecinarse con honestidad a una cultura que ha sufrido desplazamientos importantes en las ùltimas dècadas.

“Asocerro” muriò hace tiempo, la dimensiòn cultural de los barrios no puede reducirse a la teologìa televisiva de “las bolsitas de comida”, porque se trata de un complejo espiritual que viene enriquecièndose de vivencias sociopolìticas y cambiando de òrbita con cierta regularidad desde 1989 hasta hoy.

Se trata de conglomerados que construyen sus propios còdigos de sobrevivencia, que conviven con una forma de capitalismo eficaz en el caso de los barrios màs consolidados, y que tienen un importante rango de autenticidad que les permite concebir el entorno social equidistantes tanto de la seducciòn de los medios como del bombardeo ideològico del militarismo.

Nosotros pensamos que esa tarea aùn està pendiente, y la habremos comenzado cuando ya no se escuchen a bonitas locutoras repudiando a aquellos que reciben “bolsitas de comida” por ir a una marcha, cuando dejemos de utilizar epìtetos degradantes para referirnos al revolucionario humilde, que no tiene nada que ver con el potente chavista cercano a la sabrosura del poder.

Los sectores populares quizà ya tienen muy poco parecido con “Asocerro”, y la buena de Malula es una pesadilla solamente en la conciencia moral de lo que algunos llaman la “boliburguesìa”, un lumpen que parasita alrededor de la renta petrolera. ¡Cuànto falta para colocarnos frente al Otro sin miedo y sin prejuicios!

Texto original de Noé Pernía.

lunes, 13 de octubre de 2008

Y hablando de maricones...

Y si apenas unos días atrás estábamos hablando de la hipocresía de Enrique Mendoza, con una comparación de su “sinceridad” con respecto al peluquín que usa a veces, no se puede dejar de hablar de las “mariconadas” del mandatario venezolano Hugo Chávez.

Y los chavistas dirán, ¿qué? ¿cómo? ¿cuándo? ¡Mentiras!

Todo el mundo lo sabe pero callan, veamos:


1. Que decir del tinte del “presi”: Negro azabache. Ni una cana. No es para menos, sigue todas las sugerencias de sus asesores de imagen, o sea, de quienes gobiernan de verdad... Dígamos la verdad, eso de pintarse el cabello no es tan “macho”.
2. Rojo rojito: El color de su vestimenta no es para seguir una línea del partido sino para complacer a sus más “fanáticos” seguidores... OJO, léase bien, “seguidores”, sin mujeres de por medio. Es el color adoptado por los gays en Venezuela en sus “shows” y el “presi” no los deja de lado...
3. La apariencia del “presi”: ¡Uuuuyyyyyyyy! ¡Botó la bola! Esas uñitas tan arregladitas, tan… ¡Tan brillantes! ¿y el maquillaje en la cara para ocultar los poros, con tez perfecta de “moreno”? ¿Qué Miss las tendrá igual? ¿o estará tratando de pseudo-imitar a Michael Jackson?
4. Las groserías: Un hombre adulto, con un discurso asertivo, no tiene necesidad de emplear groserías ni de insultar a otros... Pero a Hugo Chávez se le olvido esto, habla incluso con un tono de “voz grave”, con timbre grueso, ¡para que no se dude!!!, y los maricones, que hablan como él, con un timbre de voz parecido, se preguntan finalmente, ¿será o no será? ¡Uuuupaaaaaaa!!!
5. Esa “manito” dando círculos cuando habla y ese movimiento con su “naricita”... ¡Papi!

Yo de verdad no entiendo mucho del asunto, muchos dicen y se preguntan si... ¿será bisex? ¿será que las mujeres con quien ha tenido prole son “lo contrario” al momento del acto? ¡BOH!

Ohhhhhhhh, ¡POR DIOS!!!

En la política venezolana estamos rodeados de “maricones”, muchos con bisoñé, otros maquillados, varios con corte de cabello “militar” pero “pintadito”, ¡y hasta con vocecita de auténticos “partidos” con las plumas a granel!

¿Y entonces?

Nadie está diciendo que Hugo Chávez es una marica, mucho menos quien está escribiendo esto y lo que está siendo publicado aquí pretende afirmarlo, ahora bien, juzgue Usted si lo es o no, ríase del asunto, ¡NO SE ESTRESE! Eso si, siempre seamos sinceros: Sí lo es, entonces admitámoslo y digámoslo... Tal como se dijo al principio, LOS VENEZOLANOS ESTAMOS CANSADOS DE POLÍTICOS HIPOCRITAS.

miércoles, 8 de octubre de 2008

La hipocresía de Enrique Mendoza es el reflejo de lo que piensa la oposición oficialista del Pueblo Venezolano


¿A quién engaña el ex gobernador del Estado Miranda, Enrique Mendoza? A nadie... Su apoyo a Henrique Capriles Randonski luce más falso del cabello que tiene en su cabeza gracias a un peluquín que se empecina en ponerse en sus apariciones públicas para ocultar su calvicie (por cierto, "cabello artifical" que en nada lo beneficia).

NO... Con lo anterior no se quiere decir que Enrique Mendoza es un maricón, simplemente se quiere acotar que los venezolanos están hartos de la política hipócrita... Ya todos tienen hasta la coronilla a Hugo Chávez como presidente impuesto por un organismo electoral a complacencia de ciertos militares venezolanos quienes son dirigidos a su vez por los boliburgueses mafiosos prochavistas, por lo que lo de Enrique Mendoza se reafirma como como representante de la oposición oficialista y no lo desmarca precisamente de la "política basura" dominante de ese grupo político, algo que no tiene precedentes en su forma de actuar.

El Pueblo Venezolano está cansado de tanta hipocresía, ¿hasta cuándo seguiremos en lo mismo de siempre SIN REACCIONAR? Definitivamente, LA IGNORANCIA NO PERDONA.

martes, 7 de octubre de 2008

Terrorista Huso Horario CHAVISTA

Free Image Hosting at www.ImageShack.usEn todos los países del mundo donde hay o se dan las cuatro estaciones climáticas se suele adelantar y atrasar una hora el reloj de acuerdo al amanecer y atardecer, esto para aprovechar más las horas de la tarde, fundamentales para el buen desempeño de toda economía además de que ofrece la posibilidad de tener mayores horas con iluminación natural, evitando un mayor gasto de electricidad y fomentando el ahorro energético nacional.

En Venezuela, a algún estúpido ignorante se le ocurrió que esto no debía ser así, que las horas de la tarde no son fundamentales y que deberíamos tener unos “amaneceres” con más Sol a la vista.

La desgracia sobrevino, aun a pesar de las advertencias previas... Se les pidió primero a todos los venezolanos que deberíamos adelantar media hora los relojes. Luego, al darse cuenta del “error”, rápidamente se pidió que deberíamos retrasar media hora el reloj, adoptando una nueva hora legal permanente desfasada (GMT -04.30). Ahora anochece temprano (a las 6 pm ya es de noche, esto va de Septiembre a Febrero en gran parte del territorio venezolano) y en las mañanas, la ganancia de luz solar es relativamente baja ya que el Sol sube lentamente, perdiéndose el supuesto beneficio que deberíamos tener.

Y es que esto es lo que se ha caracterizado en la Venezuela chavista del siglo XXI: Engaños y cambios fraudulentos, en donde lo único que se propone en cambiar de nombre a las instituciones cada 2 o 3 años, para dar la sensación de que cosas “nuevas” están surgiendo (cuando es la misma porquería de siempre), o te dicen que “las obras del gobierno están dando sus frutos” cuando ni siquiera han puesto la 1era piedra, o cambian la hora legal porque no quieren que la gente esté en la calle protestando, dando la sensación de que pronto anochecerá y de que la inseguridad acecha (en sociología algunas cátedras denominan a esto como “psicología del terror” en donde la gente ya piensa “es más peligroso regresar que salir”, ¡y así vamos!).

Los venezolanos solicitamos, imploramos, exigimos que se nos devuelva nuestro huso horario legal perfecto: GMT -04.00.

lunes, 6 de octubre de 2008

El socialismo consumista del siglo XXI

No por anacrónico el socialismo del siglo XXI deja de deparar sorpresas, vetusteces que al estallar a plena luz del día y con la pretensión de deslizar alguna originalidad, nos obligan a preguntarnos si lo que vemos y oímos es realidad o fantasía, hechos o retazos de alguna pesadilla que quedó agazapada en lo más profundo de la conciencia y estalla ahora cuando pareciera que estamos despiertos y curados de sombras, ilusiones y patrañas.

Tal por ejemplo con las últimas 48 horas de la historia de la revolución bolivariana, bonita o de socialismo del siglo XXI, con Chávez y sus seguidores celebrando los 5 años de la única y contundente derrota que la ha propinado la oposición y sintiéndose lo suficientemente fuerte como para apretar el acelerador y proclamar que ahora sí el socialismo va con todo, y que tanto civiles, como militares “están obligados a repetir desde el alma y levantar la bandera con esta consigna: patria, socialismo o muerte, sin ambigüedades, sin ningún tipo de complejos”.

O lo que es lo mismo: que para Chávez no acaba de pasar una semana de intenso desasosiego y movilización en los cuarteles, de reuniones y consultas donde lo más suave que se propuso fue escribir una carta pública al jefe de estado, o publicar una suerte de “Libro Negro” clandestino denunciando las violaciones de los derechos humanos, la politización forzada, la limpieza ideológica y la compra de lealtades que cunden en la Fuerza Armada Nacional.

Pero es que también la sociedad civil está en turbulencia y no solo la que se identifica con la oposición, sino también la que hasta hace 3 meses no más acompañó al caudillo en una coalición de gobierno y ahora retrocede espantada ante propuestas como el partido único, la reelección indefinida y la presidencia vitalicia.

En referencia al primer punto, los militares que participaron en las reuniones de la semana pasada se explayaron contando los casos de oficiales de todos los rangos a quienes se les auspicia y permite un consumo exacerbado, pero a cambio de que guarden silencio y/o participen en la cruzada por la que la FAN pase a ser un simple apéndice o complemento de las milicias chavistas.

O sea, que si hay algo original en el modelo de socialismo del siglo XXI de Chávez, es su perfil clara y contundentemente consumista, pues uno de sus anzuelos para pescar incautos no es el “coge tu cruz y sígueme” de Cristo, ni “el proletario no tiene que perder sino las cadenas” de Marx, ni la sociedad de pobres orgullosos de Mao, sino el apetito por más y más bienes que es el alma de toda sociedad petrolera, estatista y rentista.

Es así, por ejemplo, cómo las instalaciones de los cuarteles de Venezuela se han convertido en estacionamientos de carros de lujo, lujosísimos; en galpones al aire libre donde un vehículo de moda por su condición de paramilitar, casi de combate y blindado, como el Hummers, compite con los últimos modelos de rústicos de Chryslers, Toyota, GM, Ford y BMW.

Se habla mucho de -modelos- en los cuarteles de Venezuela” comentaba con sorna recientemente un general de dos soles “pero no de -modelos- económicos, políticos y sociales, sino de los “modelos” de rústicos japoneses, europeos y norteamericanos que llegan al país en bandadas como las aves migratorias o las olas de insectos que siguen al verano”.

Pero no es, desde luego, un auge circunscrito a los cuarteles de Caracas y del interior, sino que se extiende a todos los segmentos, sectores y clases de la pirámide social, por lo que puede decirse que el advenimiento del socialismo del siglo XXI llegó a Venezuela de la mano de una explosión del consumo sin parangón en la historia pasada y reciente, y que, tal como revelan estadísticas independientes, se dirige característicamente a la adquisición de bienes superfluos, poco durables y de lujo.

“El 2006 fue un año récord para el sector automotriz venezolano”, se lee en la Carta Semanal “Motor Awards” especializada en noticias del sector que se publica en Caracas “gracias a la venta de 343.351 vehículos, entre carros y camionetas para el traslado de personas; así como chasis, camiones de diferentes capacidades para el transporte de mercancías y autobuses. Se colocaron un 50, 34 por ciento más unidades que las 228.378 comercializadas en 2005 y solo hubo 3 meses en que las cifras no superaron el mes anterior; abril, julio y diciembre, este último debido al conflicto laboral de la empresa Vivex, el principal fabricante de parabrisas en Venezuela.

Si bien es cierto, continúa “Motor Awards”, que nunca antes se habían vendido tantos vehículos en el país, el año 2004 superó al 2003 en un 110,84 por ciento y el año 2005 hizo lo propio con el 2004 en un 69, 98 por ciento. Las 114.973 unidades adicionales del 2006 representan el valor absoluto más elevado de la historia nacional”.

No se piense, sin embargo, que el lanzamiento del “modelo” de “socialismo del siglo XXI” a mediados de diciembre, haya significado algún freno para una tendencia que a otro líder político más perspicaz y menos ingenuo que el presidente Chávez le habría generado alguna prudencia a la hora de hacer sus atolondrados anuncios, pues según se lee en el portal “Banca y Negocios” de la firma consultora “Aristimuño, Herrera y Asociados”, del 14 de abril del 2007, “La Cámara Automotriz Venezolana, Cavenez, señaló que se vendieron 37.277 vehículos en Venezuela durante el mes de marzo, lo cual representa un crecimiento del 11 por ciento con relación a los 33. 593 vehículos vendidos durante el mes anterior.

Entre tanto, durante el primer trimestre de este año, se vendieron 98. 489 vehículos, lo cual representa un crecimiento del 50, 14 por ciento, en relación a los 62. 262 vehículos vendidos durante el primer trimestre del año pasado”.

“La tendencia al crecimiento” se lee también en la revista “Producto” de octubre del 2006, edición N° 275 “no deja de lado ninguno de sus segmentos, y, mucho menos, a uno de sus consentidos: el de los vehículos de lujo. Las protagonistas del sector más exclusivo del mercado son las marcas de tradición, que desde siempre han cautivado a los amantes de la excelencia, la velocidad y la innovación: Mercedes Benz, BMW, Mini, Audi, Ferrari y Maserati”.

Y más adelante: “De los 5 mil carros que se planteó construir este año la plata Ferrari, 30 fueron para satisfacer la demanda de Latinoamérica. En el caso Maserati, fueron 70, de los 7 mil que salieron de Italia. Específicamente para Venezuela, Marianello Motorsport, importador oficial de las dos marcas para toda la región, recibió 12 Ferraris y 17 Maseratis”.

‘Ferrari y Maserati son burbujas dentro de la burbuja del mercado de autos de lujo’ dice Daniel Guerra, gerente de Marianello Motorsport ‘porque estamos hablando de los autos más caros de mundo’ y no parece ser una exageración de Guerra, si se toma en cuenta que el Ferrari F430 se cotiza en 890 millones de bolívares (450 mil dólares al cambio actual), y el Maserati Quatroporte, 400 millones de bolívares (200 mil dólares también al cambio actual).

“Burbujas dentro de la burbuja” que no se piense son importados para el pantalleo de engreídos magnates de las finanzas globales, o de barones de la industria nacional o transnacional que gustan de llamar la atención aunque sea por el brillo de sus naves, sino de sobresalientes nuevorricos con cupos en las exportaciones petroleras bolivarianas, o altos funcionarios de la burocracia revolucionaria estatal que aplauden a rabiar cuando Chávez predica en sus mitines “que ser pobre es malo”, “y que hay que renunciar a los carros, ropas y comidas de lujo” y que “primero entra un camello en el hueco de una aguja, que un rico en el reino de los cielos”.

De modo que peor ruptura, o si se quiere, peor resquebrajadura no puede existir entre este empeño en remacharle a los venezolanos un modelo económico y político desfasado y cuya incapacidad congénita para producir riqueza y bienestar fue responsable de la catástrofe humanitaria en que concluyó el socialismo del siglo XX, y esta expansión del consumismo rentista y petrolero que trae este perfil de una sociedad con un gasto desmesurado, pero conminada a ser austera, puritana y frugal.

De tal desintegración es prototipo el propio Chávez, con una vida pública y privada envuelta en sedas y encajes, que dudarían incluso en proporcionársela hiperbillonarios en dólares como Bill Gates y Carlos Slim, pues seguramente no cuentan como Chávez de un avión privado de la calidad del Air Bus 319J para sus viajes “de trabajo”, ni alojamiento con séquito de más de 200 personas en hoteles 5 estrellas de 2000 dólares la noche, ni cientos de guardaespaldas y cuerpos de seguridad que no lo desamparan de día, ni de noche.

Y todo al fragor, por último, del consumo de whisky escocés 18 años, o mayor de 15, más alto de las pasadas 3 décadas, “…una tendencia que se repite en el segmento premium, donde Venezuela se ubica en la tercera posición en el mundo, detrás de Corea del Sur y Grecia”, según informa la revista “Producto” en su edición 277 de diciembre del 2006.

En otras palabras, que el país se comporta como esos ricachones europeos y norteamericanos que consumieron el grueso de sus fortunas a pocos días de la aparición del cometa Halley el año 10 del siglo pasado, pues creían que el fenómeno natural arrasaría con el planeta.

Claro que el pánico que provoca el socialismo no adviene generalmente ante su amenaza, sino después que se ha implantado y resulta casi imposible evitarla.


Texto original de Manuel Malaver.

domingo, 5 de octubre de 2008

¿Qué pasa con el periodismo venezolano?

Me voy a meter en un tema espinoso del que nadie habla por temor a salir con las tablas en la cabeza. La opinión pública en Venezuela se ha vuelto un artificio en el que, si no estás de acuerdo, entonces es porque estás en contra. Así las cosas, esa atmósfera tormentosa a la que se llama “opinión pública” se ha transformado más bien en un festín de miopes.

En principio, tanto para la más recalcitrante y burguesa oposición como para el más rancio y patotero chavismo, el periodismo en Venezuela es un territorio espeluznante donde se libran batallas alrededor de «verdades» prefabricadas.

Veremos entonces que Mario Silva es el sacerdote maldito de la «verdad» que se fabrica desde el emporio de la alta jerarquía gubernamental; así como Leopoldo Castillo, el «ciudadano» de Globovisión, es uno de los capitanes telepolíticos de ese antichavismo masoquista más impaciente y morboso.

En medio de estos dos puntos en tensión se desplaza la corriente de un mito de amplia resonancia sacralizado como la «polarización» entre chavistas y opositores. Aquí, cabría preguntarse si tal polarización, más que una característica genuina de la deriva política venezolana, no será muy en el fondo una astuta manera de capitalizar espíritus en medio del enfrentamiento ideológico.

Si usted no es adepto a Mario Silva y no justifica todas y cada de sus barbaridades y abusos, entonces usted es un escuálido fascista, agente de la CIA y traidor a la patria del socialismo. Si por el contrario, no es usted un defensor a ultranza de las televisoras de combate político antichavista, entonces es usted un despreciable «tierrúo» y «tarifado» del chavismo más «barriobajero».

En este cuadro de maniqueísmo político quedaron atrapados, no solo el periodismo de opinión que ya de por sí ha tenido un protagonismo enfermizo, sino tambièn el periodismo audiovisual secuestrado por las políticas editoriales de las altas jerarquías televisivas.

Una paradoja que condujo al fracaso de la telepolítica (por cierto ¿dónde está el «movimiento estudiantil»?), fue esa permeabilidad patológica entre el show mediático de concentraciones, pitos y gorritas, y el hábito tradicional del consumo publicitario y telenovelístico.

Hasta el sol de hoy, nadie sabe si lo que defendió la oposición telepolítica a raíz del cierre de RCTV, fue la democracia como libertad de expresión o la libertad de expresión como el derecho a ver «tu telenovela favorita», tal como lo planteó aquel slogan difundidísimo en pantallas poco antes de la aprobación de la ley de medios en la asamblea nacional.

Y en medio de este panorama, ¿para què cosa exactamente ha servido el periodismo de medios comerciales en Venezuela (ya que el «periodismo» oficialista no pasa de ser vulgar propaganda del poder)?

¿Es satisfactoria la labor que hemos cumplido los periodistas en esta Venezuela de insospechados, desapercibidos y veloces desplazamientos culturales (parafraseando a Carlos Monsiváis)?

Yo pienso que nos ha hecho falta audacia y valentía para romper parte de ese monopolio de la opinión pública, que sigue en manos de las directivas de las plantas televisoras de combate antichavista.

Por esta razón no estoy de acuerdo con quienes desde el olimpo audiovisual hablan de “periodismo independiente”, como si tal cosa hubiese existido alguna vez en el circuito comunicacional de la televisión venezolana.

El primer error que cometieron los altos gerentes y directivos de las televisoras de combate político antichavista, fue el de confundir el concepto de «teleaudiencia» con el de «pueblo venezolano».

Más encima, la sumatoria de líderes emergentes con jefes y operadores audiovisuales arrojó el resultado nefasto de la telepolítica, distorsión que no permite el levantamiento de una genuina plataforma opositora.

Es aquí donde, a lo mejor, se encuentran las razones que expliquen la falta de conexión entre el universo de mensajes políticos de las televisoras y sus destinatarios en Venezuela. Mientras se piense en las personas como televidentes y no como ciudadanos, la oposición seguirá en franca desventaja frente a la estructura simbólica que se ha construido el proceso de Hugo Chávez Frías.

Hasta el día de hoy, el periodismo audiovisual identifica muy bien los desvaríos del militarismo y la esquizofrenia del poder político en Venezuela, pero no tiene la misma garra para sacudirse a sus propios ideólogos o tutores editoriales.

En un país con estado de emergencia sostenido, el verdadero «periodismo independiente» tiene que medirse por su propia pluralidad de voces, y no por el estrecho discurso de los editorialistas, jefes y comandantes de las salas de redacción. Sólo así se verán las distintas caras de esta compleja realidad llamada Venezuela.

Texto original de Noé Pernía.

sábado, 4 de octubre de 2008

El delfín de Leopoldo López tiene un "día de parada" en su cabezota... ¡QUE DESGRACIA DE PERSONAJES POLÍTICOS QUIEREN IMPONERNOS EN VENEZUELA!!!

La oposición oficialista o colaboracionista no cesa de sorprender a propios y extraños. Fíjense en una reseña publicada en Noticias24, donde aparece el delfín de Leopoldo López (antes de lanzarse como candidato a la misma alcaldía del "Leopoldito") proponiendo pistoladas con el "día de parada" fracasado de Jaime Lusinchi y que quieren re-imponer en uno o dos municipios caraqueños como la "panacea" al problema del tráfico en Caracas. Simplemente lean y saquen sus propias conclusiones:

La Alcaldía de Chacao inició el proceso de consulta ciudadana y recolección de firmas para apoyar la aplicación del plan pico y placa, medida que se venía desarrollando desde el pasado mes de octubre, la cual ha logrado disminuir en 40% el tiempo de recorrido por el municipio y cuenta con el apoyo del 94% de los caraqueños, pero que a pesar de sus resultados positivos fue suspendida el pasado 18 de marzo por decisión del tribunal Noveno en lo Contencioso Administrativo.

Emilio Graterón, concejal del municipio Chacao, explicó que consultarán la opinión de más de 20 mil conductores de vehículos particulares, además de los transportistas y pasajeros, “desde hoy lunes iniciamos la campaña por la defensa del derecho que tienen los ciudadanos a circular sin contratiempos por la ciudad. No es justo que los caraqueños pasen dos y tres horas en cola, todos los días, para llegar a laborar y nuevamente pierdan esta cantidad de tiempo de regreso a su hogar por la ausencia de planes dirigidos a mejorar la movilidad en Caracas. Para resolver este problema Chacao impulsó la aplicación del Pico y Placa, medida que se tradujo en la reducción del 40% del tiempo en cola y cuenta con el apoyo mayoritario de los caraqueños”.

Destacó que el Pico y Placa beneficia principalmente a los usuarios del transporte público, “en Caracas el 74% de los ciudadanos se desplazan en transporte público. Todos ellos resultan beneficiados con la disminución de la cantidad de vehículos particulares en la vía. Sin embargo, el tribunal privilegió la solicitud de una persona, violando los derechos de la mayoría de los ciudadanos”.

Graterón indicó que la mayoría de los consultados están de acuerdo con el reestablecimiento del Pico y Placa, porque están sufriendo las consecuencias de la suspensión del plan, “hoy las calles amanecieron más congestionadas. Todos se sienten afectados por al decisión del tribunal, porque perciben la disminución de la movilidad y tardan mucho más en llegar a su destino, incluso manifiestan su intención de cumplir voluntariamente el plan”.

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Habrá elecciones?

Hoy, la respuesta es esta: ¡Habrá elecciones! Y elegirán las mismas fuerzas del pasado. Porque para el régimen, el único problema en la cuestión electoral se produjo el 2D-07 y se arregló con tal número de cómplices de "las oposiciones electoralistas" que, hasta el presente, nadie se atreve a dar los resultados reales. Sólo se conocen las cifras CNE de la sucia negociación. Y algo como esto es lo peor que podría ocurrirle al oficialismo el 23N-08. Por lo tanto, no es comprensible la prédica de un escenario de suspensión de las elecciones según el cual, ante la convicción de que se perdería la inmensa mayoría de cargos, el régimen procedería a sabotear los comicios promoviendo un estado de conmoción nacional, un montaje autogolpista o cualquier otra circunstancia que surta los mismos efectos. Para la "revolución", es esencial mantener la imagen de democracia. Y para ello, es indispensable conservar la máscara de un poder que emana de "la libre expresión del voto", los mismos "libérrimos comicios" invocados por Betancourt y el resto de "presidentes democráticos". Sólo que ahora es el "socialismo del siglo XXI" lo que tiene en ese instrumento su principal soporte. Todo está dispuesto para que sea así, a pesar de tener un partido despedazado y en creciente implosión por los poderes. Una confrontación que sólo puede atemperar el jefe único del Psuv mediante negociaciones y reparto de prebendas. Esta situación de inestabilidad con apoderamiento cuenta con el apoyo directo de quienes dicen ejercer la oposición, pero que, en sentido estricto, sólo parecen estar interesados en obtener posiciones burocráticas. Los penosos enfrentamientos entre candidatos opositores dicen lo que son los "acuerdos unitarios". Y ningún político, por elemental que sea su formación, puede suponer que a este "proceso" militarista y autoritario, de firme inspiración dictatorial y totalitaria, se le puede enfrentar con semejantes negociaciones burocráticas. Sobra entonces la advertencia del CNE de que se enfrentará el sabotaje electoral, venga de donde venga. Para estos electoralistas que avalan el régimen, no tiene sentido lo pautado en la constitución de 1999 para enfrentar su inobservancia. Por ello, Sancho, ¡nada más salvador para esta "revolución" que sus elecciones compradas y seguras!


Texto original de Agustín Blanco Muñoz.
Texto previo relacionado: LA VERDAD de lo que ha sucedido el 02D-07 y de lo que está por venir, análisis realizado por Agustín Blanco Muñoz, ¡ocultado por los medios!!!
Related Posts with Thumbnails


NOTAS COMPLEMENTARIAS:

* Todo material publicado aquí puede ser copiado y divulgado por terceros.

* Algunas imágenes publicadas han sido extraí­das de Internet. En todo caso, no es la intención del blog atribuirse la autorí­a de ellas, sólo se utilizan para crear un concepto gráfico asociado al artí­culo.

* Somos un weblog que utiliza preponderantemente el idioma español pero de ser necesario (según las circunstancias e informaciones recopiladas) pudieran utilizarse otros idiomas (inglés, portugués, francés, italiano, latín, etc).

* Que se entienda bien: Nadie se hace responsable de lo publicado ni de los comentarios derivados así como tampoco de lo que indiquen enlaces foráneos proporcionados­. Nada puede ser autenticado.

* El propietario de este espacio web nada tiene que ver con el autor, no se hace responsable de lo que está siendo publicado, quien publica aquí lo hace utilizando un seudónimo (no anónimo). Cualquier publicación indebida será eliminada oportunamente a petición de la parte interesada.

* Ningún administrador y/o editor de algún sitio web foráneo que haga referencia hacia aquí es responsable de lo que está siendo publicado.

* Evítese algún mal entendido: Pueden haber rumores, informaciones erradas o no ciertas, como tal deben asumirse, incluso pueden haberse publicado datos, opiniones y noticias con fundamentos escasos. Usted puede reclamar y replicar lo que se considere pertinente en la sección de comentarios de cada publicación sin restricciones, es decir, NO HAY CENSURA PREVIA, ¡pruébalo!

* La función de este sitio web es netamente comunicativa, en ningún momento se pretende desprestigiar a terceros, inducir cosas malas o causar pánico (zozobra) en sus lectores quienes en forma voluntaria acceden aquí.


¡Y aquí es Noticia!!!