Se produjo un error en este gadget.

viernes, 14 de marzo de 2008

¿De quién es PDVSA? – Historia previa, su nacimiento, nacionalización, auge, privatización y... ¿muerte?

¡Quien lo diría! En mi artículo anterior titulado "¿Se te cae la cara de pendejo? La VERDAD de lo sucedido: ¡El apátrida de Miraflores siguió privatizando PDVSA mientras jugaba a la guerra! ¡ESCÁNDALO!" hablé sobre lo que estaba ocurriendo con PDVSA y realicé algunos comentarios pertinentes sobre lo que ha ocurrido en épocas recientes. Recibí así varios e-mails en donde se me hicieron varias preguntas sobre varias cosas y las responderé a continuación luego de ofrecerles la historia real de lo que ha pasado con la industria petrolera venezolana...

¿PDVSA DE LOS VENEZOLANOS? Hazte la pregunta, ¿de quién es PDVSA? Lee lo cierto de toda la historia…

En petróleo se comenzó a explotar comercialmente en Venezuela durante el segundo decenio del siglo XX. Venezuela no contaba con tecnología ni recursos para hacerlo, las grandes compañías petrolíferas de aquella época incursionaron en Zulia haciendo exploraciones y logrando las concesiones (con amplios beneficios) de vastas regiones para la extracción del oro negro en el occidente venezolano.

El régimen de concesiones permaneció así de forma inalterada durante buena parte de la primera mitad del siglo XX, con buenos porcentajes para las ya entonces transnacionales consolidadas en el ramo de la extracción del petróleo. Sin embargo, con el advenimiento de Marcos Pérez Jiménez como Presidente de Venezuela se revierten estos porcentajes dando mayores ingresos para el Estado. Es así como se logra la transformación infraestructural del país en apenas un decenio, durante los ’50, por supuesto, gracias al manejo certero de los fondos públicos con la visión del país que se quería, de la “mano” de Pérez Jiménez.

Al ser “destronado” Pérez Jiménez se pierden todas las políticas de Estado destinadas a la transformación de las urbes venezolanas dando prioridad al campo, lo cual resultó un auténtico fracaso.

En los años ‘70, Rafael Caldera logra nacionalizar la industria del gas y, luego, Carlos Andrés Pérez hace con lo mismo con el petróleo y el hierro, por supuesto, mediante expropiaciones a bienes y bienhechurías que fueron muy bien pagadas por el Estado (el cual incluso se endeudó para así hacerlo sin problemas), respetando lo que hicieron las transnacionales durante todos los años anteriores. Surge así Petróleos de Venezuela, Sociedad Anónima (PDVSA).

La nacionalización de todas las industrias ligadas a los recursos energéticos fue el comienzo del desastre venezolano. Un chorro de ingresos comenzaron a entrar en las arcas del Estado a través de gobiernos que no eran controlados, eso estimuló el gasto público sin hacer inversiones ni negocios rentables. Toda la producción nacional fue sustituida por importaciones. La moneda de Venezuela, el Bolívar, se mantuvo fuerte a pesar de la gran deuda (externa e interna) que estaba creciendo a lo largo de los años.

Fue inevitable la crisis: Luis Herrera Campins, con gran coraje y determinación, tomó la decisión de devaluar el Bolívar y reorientar la economía pero quiso hacerlo a través del Estado, sin políticas públicas sustentables a lo largo del tiempo, fracasando los posteriores gobiernos que lo sucedieron.

Llegamos a finales de los años ’90, en medio de una inflexión importante de los precios del petróleo (determinada por una grave recesión en los mercados asiáticos emergentes) se conduce a Venezuela a la más grave de sus crisis económicas.

En medio de todo esto, surgen nuevas reservas petroleras a lo largo del Orinoco pero estas son de petróleo pesado, extremadamente sucio, muy difícil de refinar. Algunos “ingenieros intergalácticos” de PDVSA, es decir, personas con títulos universitarios, master y PhD con menciones absurdas (no registradas en ningún sitio), quien sabe como forjados, regalados o comprados, en asociación con otros sujetos hijos de ricachones y mafiosos, en fin, todos ellos sin educación y sin saber nada del negocio petrolero laboraban en PDVSA gracias al clientelismo y mediocridad que reinaba en la empresa cuyo lema hipócrita era el de la "meritocracia", pues este grupito al mando de la corporación petrolera estatal decide que NO son capaces de comercializar este tipo de petróleo a precio conveniente y buscan asesoría con transnacionales norteamericanas, chinas e italianas, otorgando concesiones a estas mediante un nefasto plan económico neoliberal denominado “apertura petrolera”, revirtiendo el proceso histórico que mantenía a los recursos energéticos venezolanos como de todos los venezolanos al 100%, así se inició la destrucción de PDVSA y se fomentó la corrupción mediante el cobro de comisiones.

Con el advenimiento de Hugo Chávez surge el temor de que todo fuera revertido. Las transnacionales no se preocuparon en realizar más inversiones y todo fue dejado en el olvido. Pero Hugo Chávez intuye en todo este asunto algo muy beneficioso en el aspecto personal: El cobro de comisiones por contrato firmado y a través del tiempo (según las ventas).

Es así como, a pesar de tener un discurso obsesionadamente nacionalista (de índole izquierdista), Hugo Chávez comienza a reestructurar a PDVSA, ya no siendo operada 100% por venezolanos en todas las labores que realiza sino aprovechando dar concesiones a diestra y siniestra, a dedo, a quien le ofreciera más dinero para las comisiones a cobrar y no según lo más beneficioso que sería para el Estado (y para los venezolanos).

En el 2002 se despiden a más de 30000 trabajadores de PDVSA que protestaron por la “privatización” (otorgamiento a dedo de concesiones) de todas las reservas gasíferas de Venezuela a transnacionales norteamericanas y europeas. Al día de hoy, Venezuela se resiente de tal acción y ya escasea el gas por bombonas. Hugo Chávez le hace creer a los venezolanos más ignorantes y al mundo que la huelga era política, para sacarlo del poder, y no para defender los intereses nacionales.

Sigue Chávez con la misma política durante los años posteriores. La petroquímica es entregada a una transnacional italiana. La extracción de los pozos va a parar bajo la mano de una compañía francesa. Se retoma la idea de sacar petróleo del Orinoco mediante lo que sería la orimulsión, ahora bajo la mano de una transnacional italiana y otra de origen chino, prescindiendo de transnacionales que habían hecho nada en años anteriores. Y de paso, se la hace creer a los venezolanos que se está peleando con una transnacional del petróleo cuando por detrás ya hay acuerdos y la misma sigue operando comercialmente (sin problemas) en Venezuela.

Y así va Chávez, poco a poco, privatizando lo que otrora fue una industria 100% venezolana. Por delante está la marca: PDVSA. Por detrás, un cascarón vacío cayéndose a pedazos... En los cargos estratégicos de "mera representación" se ubican a venezolanos contratados en función de su pensamiento ideológico-político (afecto al régimen de Chávez). Cargos de importancia irrelevante (los denominados "nómina menor") también están siendo ocupados por venezolanos estrictamente de sindicatos pro-chavistas. Pero toda la parte de diseño, tecnología, comercialización y dinero es manejada por extranjeros.

No es para menos: Las concesiones son privatizaciones disfrazadas, nada más. PDVSA es la cara del negocio, por dentro es una auténtica "Torre de Babel" donde cada quien se está enriqueciendo robando lo que se pueda. Hugo Chávez recibe cuantiosas cantidades de dinero en comisiones que cobra cada año por contrato firmado. Como actuante recibirá por muchos años esas comisiones aún dejando el poder. Sin embargo, los venezolanos siguen creyendo el cuento de que “el petróleo ahora es de todos”, lo que no saben es que es de todo el Mundo, menos de Venezuela, los venezolanos son ignorantes y no analizan que el motivo del por qué siguen siendo pobres es precisamente porque sólo una parte de las altas ganancias generadas del petróleo pasa al Estado, todo lo demás se lo cojen Hugo Chávez, sus secuaces y sus "concesionarios".

Así están los venezolanos, ¿así seguirán?

1 comentario:

Anónimo dijo...

porqu pdvsa esta ten la criebra no tiene para pagar en los estodo en el estado apure todas las calles estan ostruidas y el gorbernador es un maricas que la para con puro patos en los toros este gobierno no sire para noada el ique pesidente es grandicimo cono emadre todo con mullucula atentamente gunther velasquez apure la decuencia cada dia mas como ello no se la pasa en la calle no ven nada porque no sale ha cominar por una avenidad para que vea lo bueno

Related Posts with Thumbnails


NOTAS COMPLEMENTARIAS:

* Todo material publicado aquí puede ser copiado y divulgado por terceros.

* Algunas imágenes publicadas han sido extraí­das de Internet. En todo caso, no es la intención del blog atribuirse la autorí­a de ellas, sólo se utilizan para crear un concepto gráfico asociado al artí­culo.

* Somos un weblog que utiliza preponderantemente el idioma español pero de ser necesario (según las circunstancias e informaciones recopiladas) pudieran utilizarse otros idiomas (inglés, portugués, francés, italiano, latín, etc).

* Que se entienda bien: Nadie se hace responsable de lo publicado ni de los comentarios derivados así como tampoco de lo que indiquen enlaces foráneos proporcionados­. Nada puede ser autenticado.

* El propietario de este espacio web nada tiene que ver con el autor, no se hace responsable de lo que está siendo publicado, quien publica aquí lo hace utilizando un seudónimo (no anónimo). Cualquier publicación indebida será eliminada oportunamente a petición de la parte interesada.

* Ningún administrador y/o editor de algún sitio web foráneo que haga referencia hacia aquí es responsable de lo que está siendo publicado.

* Evítese algún mal entendido: Pueden haber rumores, informaciones erradas o no ciertas, como tal deben asumirse, incluso pueden haberse publicado datos, opiniones y noticias con fundamentos escasos. Usted puede reclamar y replicar lo que se considere pertinente en la sección de comentarios de cada publicación sin restricciones, es decir, NO HAY CENSURA PREVIA, ¡pruébalo!

* La función de este sitio web es netamente comunicativa, en ningún momento se pretende desprestigiar a terceros, inducir cosas malas o causar pánico (zozobra) en sus lectores quienes en forma voluntaria acceden aquí.


¡Y aquí es Noticia!!!