¡Y con los últimos comentarios sin censuras!!!

lunes, 29 de marzo de 2010

Hechos bochornosos de la historia contemporánea de Venezuela: RECADI y su chinito... Y LO PEOR: Lo mismo hicieron Caldera y Chávez años después!!!

Con el "Viernes negro", los venezolanos despertaron de un sueño y entraron, de repente, en una larga pesadilla: Devaluación constante del signo monetario, complicaciones con el pago de la deuda externa, amenazas de bajas en los precios petroleros y vigencia de RECADI como fuente de corrupción

A 25 años de aquella experiencia, nuestro país parece no haber aprendido de sus errores y sigue empeñado en depender en un gran porcentaje del sector petrolero como generador de divisas. Mientras sigamos esta dependencia, los vaivenes del mercado petrolero, dictarán el errático comportamiento de nuestra economía.

Desde el "Viernes negro", cada uno de los pisos sobre los cuales se ha apoyado la economía venezolana, como el dinero, la gasolina y la política, entre otros, se han venido desplomando sistemáticamente. Antes del "Viernes negro" nuestra vida giraba alrededor del dinero fácil, sostener las apariencias y de un vivir bastante bien con muchas facilidades en todos los sentidos.

Cuenta la historia...

Se conoce con el término de "Viernes negro", al viernes 18 de febrero de 1983, porque hasta este día el dólar se cotizaba libremente en nuestro país a 4,30 bolívares. Hasta este día, Venezuela disfrutó de tasas de inflación muy bajas (en un período, las más reducidas del mundo), tipo de cambio fijo, altas y sostenibles tasas de crecimiento, al igual que una situación de balanza de pagos bastante favorable, que se mantuvo hasta esta inolvidable fecha.

A partir del "Viernes negro", los venezolanos aprendimos a vivir con el peligro de que nuestros ingresos cambiaran de valor, a causa de la depreciación de la moneda, de acuerdo a los vaivenes de la economía. Fue este día en el que se produce una grave crisis económica, debido a la caída de los precios del petróleo, que trajo como consecuencia, al mismo tiempo, la fuga de capitales, viéndose obligado el gobierno de ese entonces, presidido por Luís Herrera Campíns, a imponer un control de cambio para restringir la salida de divisas y a devaluar la moneda de manera salvaje, ya que de 4,30 bolívares por dólar, pasamos a 14,30 de un solo golpe.

El "Viernes negro" será recordado para siempre como el final de un largo período de estabilidad cambiaria y de precios que tuvo Venezuela y el inicio de una nueva era de devaluación - inflación y fuerte recesión, proceso del cual, 25 años después, lamentablemente no hemos podido salir.

La caída de los precios del petróleo que llevó a las exportaciones petroleras de 19.3 millardos de dólares en 1981 a casi 13.5 millardos en 1983 (una caída del 30 por ciento) y el inicio de la crisis de la deuda en América Latina, produjeron una fuga de capitales de casi 8 mil millones de dólares y por ende el correspondiente descenso de las Reservas Internacionales, factores que hacían inminente una devaluación.

Dependiendo del "boom"

A pesar de los factores enumerados, estos solo fueron consecuencias obvias del agotamiento del modelo económico venezolano. La estructura fiscal del Estado rentista no pudo seguir generando los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades crecientes en condiciones de estancamiento y disminución prolongada de los ingresos petroleros.

Recordemos que el gran error de nuestro país fue la percepción de permanentes y los dos "boom" petroleros de 1974 y 1979. El de 1973-1974 puede ser catalogado como el origen de la crisis cuando se creó el hábito del consumo, estimulando la propensión a importar, el gasto de viajeros y la inversión de inmuebles en el extranjero. En esa época se popularizó la creencia internacional de que los venezolanos eran ricos, dado que cuando iban a Miami o a cualquier isla del Caribe, la ostentación era casi uniforme: El "ta' barato dame dos" se hizo la consigna de ese nuevo riquismo criollo que transcendió fronteras.

Con el "Viernes negro" los venezolanos aterrizaron aparatosamente en la Tierra: No éramos ricos, la devaluación del bolívar fue una constante, hubo complicaciones para pagar la deuda externa, también amenazas de bajas en los precios petroleros, y se instauró la Oficina de Régimen Cambiario (RECADI) -venta de dólares regulada por el Gobierno-, que se transformó en un antro de corrupción.

Las medidas

El domingo 20 de febrero el Presidente Luís Herrera Campíns dicta un decreto de suspensión de la venta de divisa extranjera durante los días lunes 21 y martes 22. Esta medida fue extendida posteriormente hasta el día 25 de febrero y el día 22, por Decreto Presidencial, se establece un control diferencial que permite el cambio de 4,30 bolívares por dólar sólo para los gastos corrientes, envío a estudiantes del exterior, amortización de las deuda pública interna y la privada externa y para las operaciones de la industria petrolera, del hierro y otros renglones.

De esta forma, el Banco Central pasa a controlar la compra y venta de divisa extranjera. La corrección del tipo de cambio no fue tan fuerte por el establecimiento del control cambiario, sin embargo, si analizamos el mercado libre paralelo de la época, vemos que para finales de 1983 el diferencial alcanzaba casi un 180 por ciento. El "Viernes negro" golpeó a todos, indistintamente de la clase social y la tendencia política a la cual pertenecieran.

Asimismo, a través de RECADI, creado por Luís Herrrera, generó numerosos hechos de corrupción jamás vistos en el país. Desde que se implantó el régimen de cambio en 1983 y hasta 1989, no se conoce aun cuánto dinero se despilfarró, pero se dice que fueron por lo menos 60 mil millones de dólares, sin contar con los casos que no lograron ventilarse a la luz pública.

Uno de los aspectos más graves de ese hecho fue la enorme carencia que la sociedad en su conjunto tuvo por la falta de esos millardos, que todavía hoy, tiene sus secuelas negativas, ya que estos recursos se dejaron de invertir en el país. De nada valió que, en marzo de 1984, apenas iniciada la gestión del Presidente Jaime Lusinchi, éste lanzara un plan económico que incluía, entre las muchas medidas, la liquidación y reorganización de institutos y empresas del Estado y la reducción de sueldos y viáticos.

El chino de Recadi

RECADI fue cerrada en 1990 y las innumerables denuncias de corrupción, fueron engavetadas y los casos que se ventilaban en los tribunales, quedaron sin sentencia por parte de la Justicia venezolana. Los jueces de aquel entonces manifestaron que era muy difícil comprobarle delito alguno a los altos funcionarios del gobierno involucrados y solamente una persona pago sus culpas, el famoso "chinito de RECADI", un ciudadano asiático de nombre Ho Fuk Wing.


Fuente original del texto (no disponible el enlace ahora) recabada del diario venezolano La Voz.

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails


NOTAS COMPLEMENTARIAS:

* Todo material publicado aquí puede ser copiado y divulgado por terceros.

* Algunas imágenes publicadas han sido extraí­das de Internet. En todo caso, no es la intención del blog atribuirse la autorí­a de ellas, sólo se utilizan para crear un concepto gráfico asociado al artí­culo.

* Somos un weblog que utiliza preponderantemente el idioma español pero de ser necesario (según las circunstancias e informaciones recopiladas) pudieran utilizarse otros idiomas (inglés, portugués, francés, italiano, latín, etc).

* Que se entienda bien: Nadie se hace responsable de lo publicado ni de los comentarios derivados así como tampoco de lo que indiquen enlaces foráneos proporcionados­. Nada puede ser autenticado.

* El propietario de este espacio web nada tiene que ver con el autor, no se hace responsable de lo que está siendo publicado, quien publica aquí lo hace utilizando un seudónimo (no anónimo). Cualquier publicación indebida será eliminada oportunamente a petición de la parte interesada.

* Ningún administrador y/o editor de algún sitio web foráneo que haga referencia hacia aquí es responsable de lo que está siendo publicado.

* Evítese algún mal entendido: Pueden haber rumores, informaciones erradas o no ciertas, como tal deben asumirse, incluso pueden haberse publicado datos, opiniones y noticias con fundamentos escasos. Usted puede reclamar y replicar lo que se considere pertinente en la sección de comentarios de cada publicación sin restricciones, es decir, NO HAY CENSURA PREVIA, ¡pruébalo!

* La función de este sitio web es netamente comunicativa, en ningún momento se pretende desprestigiar a terceros, inducir cosas malas o causar pánico (zozobra) en sus lectores quienes en forma voluntaria acceden aquí.


¡Y aquí es Noticia!!!